www.aeepp.com
Las personas con discapacidad visual reclaman la accesibilidad bancaria en todos los dispositivos.
Ampliar
Las personas con discapacidad visual reclaman la accesibilidad bancaria en todos los dispositivos.

La ONCE reivindica el derecho de las personas ciegas a tener todos los servicios bancarios accesibles

La ONCE de Madrid reivindica el derecho que tienen las personas ciegas o con discapacidad visual grave a disfrutar de unos servicios bancarios accesibles, tanto en el uso de cajeros automáticos como de las páginas web de estas entidades y de las aplicaciones móviles que ofrecen a sus clientes. Esta es la reivindicación principal, en la celebración del Día del Bastón Blanco.

El manifiesto del Día del Bastón Blanco, titulado ‘Por el derecho a disponer de servicios bancarios accesibles para las personas con discapacidad’, señala que “uno de los ámbitos más sensibles en los que es necesario garantizar la accesibilidad de todas las personas con discapacidad, son los servicios financieros y bancarios, accesibilidad que se ha de exigir no solo a las instalaciones físicas y a los edificios, sino especialmente a las tecnologías que permiten realizar las operaciones bancarias a cualquier ciudadano”.

El texto señala que, aunque en los últimos años algunas entidades bancarias han diseñado servicios telemáticos accesibles para las personas con discapacidad visual, “sin embargo cuando estas entidades bancarias, que ya disponían de accesibilidad en sus servicios tecnológicos, modernizan sus webs y aplicaciones no tienen en cuenta el diseño para todos y utilidades que antes eran plenamente accesibles dejan de serlo”.

Desde el Consejo Territorial de la ONCE en Madrid, y como reivindicación en el Día Internacional del Bastón Blanco 2017, se señala que “las personas ciegas y deficientes visuales tenemos derecho a poder autogestionar nuestros ahorros y utilizar los servicios bancarios telemáticos, así como los cajeros automáticos, de forma autónoma, accesible y con garantías de privacidad”.

Exigen que “los servicios financieros y bancarios deben ser plenamente accesibles”, y que “los poderes públicos sean sensibles con esta realidad cotidiana, y adopten cuantas medidas sean apropiadas para conseguir este fin, con incentivos y propuestas legislativas, que obliguen a las entidades financieras a cumplir con la legislación en materia de accesibilidad universal”.